BIENVENIDA

Hola, el ropero te da la bienvenida.

Si no sabés qué ponerte (sobre qué escribir), dónde dejaste eso que querés llevar hoy (no te acordás de algunas reglas); si querés revisar chucherías, sacar algo de años anteriores para ver si te entra; en fin, si tenés ganas de esto y más abrí el ropero.

CUERPO PRINCIPAL:

PERCHERO: Aquí se cuelgan las consignas y otras “ropas” (temas especiales que podrán servir para alguna de estas consignas) - ESTANTES - CAJONES

Todos estos lugares serán actualizados –esperemos- con frecuencia y también en el transcurrir se agregarán otros.

ACLARACIÓN

No somos profesores de literatura pero sí somos escritores y, sobre todo, lectores con experiencia que pretenden compartir lo poco o mucho que saben. Este espacio es para incentivar a quienes gusten de crear literariamente.

Nuestro blog: http://palabrascomonubes.blogspot.com/

Última actualización

Mensaje para todos los Roperistas
:)



viernes, 30 de septiembre de 2011

Estante de ejercicios

Para saber sobre la consigna, descolgá esta percha.


Jack



Su orgullo era más alto que el Everest, su sangre más helada que el hielo pero Milagro de las Nieves tenía, sin ayuda alguna, cuatro bocas para darles de comer. Después de mucho pensar, redujo su nombre a la mitad, su cintura en dos tallas y cambió el taco grueso y bajo de sus zapatos por uno fino y alto; por último, se promocionó en las páginas de placer como: Milagro.  

La mujer besó a sus hijos, les contó un cuento, esperó a que se durmieran, los encerró bajo llave y se dirigió, totalmente transformada, a pararse en la acera de las putas. Se acercó un auto oscuro de vidrios polarizados y bajó el vidrio. De la ventanilla emergió una mano enorme sosteniendo un billete y una voz masculina requirió sus servicios. Algo le dijo que tuviera cuidado pero- pensó-el trabajo es el trabajo y no es cuestión de perder un cliente por no gustarme el tamaño de su mano. Por su lado, Jack, era el tío más inicuo del suburbio: aseguraba haber follado a más mujeres de la que varios tíos pueden follar en una sola vida. Estaba bien dotado y ante la menor provocación, su miembro se elevaba tieso e infernal.

Cuando la mujer subió al auto, éste dio una vueltecita y se ubicó debajo de los árboles; bien oculto de miradas indiscretas.-Oye nena- dijo Jack- contempla lo que tengo para ti: Sacó una bestial cosa erecta que se movía hacia arriba y hacia abajo y la mujer abrió grandes los ojos, se echó hacia atrás, comenzó a temblar -¡No pensarás guardar todo eso dentro de mí!- gritó asustada, mientras intentaba abrir la puerta para salir corriendo. -¿Por qué?, mírala, ¿no la deseas?-¿No eres tú, condenada, la que ofrece un milagro?- Le respondió a la vez que, de un manotón, le arrancó la camisa -También tengo mi lengua ¡mira!- dijo, mostrando una lengua asquerosamente rojiza.

Milagro se revolvió en el asiento intentando zafar de los dedos que la atenazaban, se sacudía y rezaba en voz baja a todos los santos que recordaba. El hombre se le echó encima sin ninguna contemplación, la desnudó y al momento de la penetración, el miembro cayó laxo como una piltrafa: Jack no pudo continuar con la satisfacción desenfrenada de sus deseos y comenzó a bofetearla con el reverso de la mano- ¡A ver! ¡Cumple con el milagro que has prometido! ¡Maldita mentirosa! ¡Cumple con el milagro, ahora! y se puso a llorar histéricamente: ¿Sabes quién soy yo? Yo soy Jack el Destripador. Milagros encomendó su alma a Dios, rogó por sus hijos a todos los santos que había recordado y se dispuso a morir.   

Aquelarre

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Por que mi comentario se subió tres veces?

    ResponderEliminar
  4. No sé, pero a veces sucede. Ya quité los comentarios repetidos.

    ResponderEliminar
  5. Porque la edad no vienen sola Abulorio.

    ResponderEliminar